La peor forma de fracasar, es fracasar por no intentarlo